Páginas

miércoles, 14 de agosto de 2013

La nueva gestión de los Recursos Humanos.


La nueva forma de entender los RR.HH implica el desafío de adaptar la empresa a los cambios del entorno, su supervivencia depende de mantener e incrementar su competitividad. Para ello se habrá de aumentar la productividad, conseguir mejores resultados con los mismos medios, optimizar recursos y costes, priorizar la rentabilidad. Estas acciones sólo la pueden llevar a cabo plantillas formadas y comprometidas. En muchos negocios el coste de materias primas o la inversión en maquinaria es inapreciable. Los costes de gestión y las inversiones en tecnologías avanzadas son los principales capítulos de gastos e inversiones. La minimización de los primeros y la rentabilidad de los segundos dependen en su mayor parte de intangibles como conocimiento o implicación. Toda inversión que se haga en motivación o formación de RR.HH tiene su contrapartida aquí, aunque a veces esta contrapartida no sea fácilmente cuantificable. Actualmente la gestión de RR.HH forma parte de la dirección estratégica de la empresa. El factor humano es esencial y está presente en todo el entramado empresarial. Por ello, la dirección de RR.HH de una empresa debe asegurar entre otros los siguientes objetivos:
 
1.    Seleccionar al personal adecuado, con los perfiles derivados de los objetivos estratégicos y operativos.
2.    Desarrollo de los perfiles de los empleados acorde a las necesidades estratégicas de la empresa.
3.    Formación técnica de los trabajadores acorde a las necesidades operativas (producción, venta) de la empresa.
4.    Motivación y dinamización para lograr el más alto nivel de compromiso, necesario para incrementar la competitividad de la empresa.
5.    Compromisos de empresa, afianzando las políticas de conciliación y diversidad y mejorando las condiciones y relaciones laborales.
Publicar un comentario